Teachinghearts
El Fruto del Espíritu

"Explore la Palabra. Cambie el Mundo"
Estadísticas:
Tiempo: 12 minutos
Impresión: 3 páginas

Recursos
> Lecciones
> Glosario
> Doctrinas
Ayuda para el Estudio
> Dones
> Ley
Textos
> Gálatas 5: 22-23
> Efesios 5: 9-10
> 2 Pedro 1: 3-12
> Mateo 5
> Efesios 6: 11-18
> Juan 17

Gálatas 5: 22 - 23 dice que los frutos del Espíritu son amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
2 Pedro 1: 4 dice que estas cosas nos hacen compartir la naturaleza de Dios. El fruto es mencionado en las siguientes listas:

Fruto Armadura Bienaventuranzas Mandamientos La Naturaleza Divina
Gálatas 5: 22 Efesios 6: 11-18 Mateo 5 Éxodo 20 2 Pedro 1: 3-12
Amor, gozo - - Todos Amor
-Salvación Yelmo - - Vida
Moral JusticiaCorazaJusticiaTodos Excelencia
Verdad Verdad Cinturón- No mentir Verdad
Fidelidad Fe Escudo- - Fe Diligente
Bondad - Puros de corazónAdulterio Piedad
Dominio Propio - - No robar.
No codiciar.
Dominio propio
Mansedumbre, generosidadMansoMisericordiosos Afecto fraternal
Paz PazCalzadoPacificadoresNo matar Gracia y paz
Paciencia Perseverancia, oraciónAlerta Perseguido- Perseverancia
Aprender lo que agrada a Dios. (Conocimiento)Palabra de Dios Espada Sal de la tierra
Luz del mundo
Los primeros cuatro MandamientosConocimiento

De esta manera, los frutos del Espíritu son nuestra armadura y protección contra el mal. Ellos nos hacen compartir la naturaleza divina de Dios la cual es obediente a la ley de Dios.

La Mejor Manera
En 1 Corintios 13, Pablo los llama a estos la mejor manera – ellos son por lejos superiores a los dones espectaculares. Mientras los dones mueren en la Segunda Venida, los Frutos durarán por siempre. Los frutos son un cambio permanente en nosotros que es completado por la tarea del Espíritu Santo. Mientras que podemos tener solamente algunos dones del Espíritu, debemos tener todos los frutos. El desarrollo de los frutos es el método de Dios de completar el pacto escribiendo la ley en nuestros corazones.

Estas cosas son más importantes que la ley. ¿Por qué? La ley (los diez mandamientos) está aún en efecto, pero es inadecuada. Está escrita para pecadores no para aquellos que quieren compartir la naturaleza de Dios. Si prestas atención a la ley, es muy limitada. Está escrita en palabras negativas. La ley solo puede decirte lo que no puedes hacer, no puede decirte lo que deberías hacer porque esa lista nunca terminaría. Si la ley nombra diez cosas buenas que la gente debería hacer, entonces la gente asumiría que cualquiera otra cosa buena es innecesaria. De esta manera, la ley no intenta decirte lo que puedes hacer. Por esto es que Jesús la llamó la perfecta ley de la libertad. ¡Tú eres libre para hacer lo bueno!

La ley nunca puede describir la completa dimensión de lo bueno. Mientras que la ley puede decirte que no robes, no te dice que des generosamente de lo que te has ganado legalmente. La ley no puede legislar la bondad. No puede poner una cantidad a la bondad.
Entonces, si una persona vivió por la letra de la ley y no por el espíritu de la ley, es culpable de quebrantar la ley del Amor.

Los frutos del Espíritu son el aspecto moral y espiritual de la ley.

Los Frutos y los Dones
Sumo Sacerdote
Sacrificio
Cross
Frutos Gift of the Holy Spirit Dones
Fruit of the Spirit Gifts of the Spirit
JustificadosSantificados Útiles
Vida Eterna
Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados. (Hebreos 5: 1)

Dios dio a Cristo como un Don. Su don de vida nos protege del pasado. Nos justifica.
Si conocieras el don de Dios, y quien es el que te dice: Dame de beber; tu le pedirías, y el te daría agua viva. (Juan 4: 10)

Cristo dio el Espíritu Santo como un Don. Sus frutos nos santifican porque guían a obedecer la palabra.
Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. (Hechos 2: 38)
Santifícalos en la verdad. Tu palabra es verdad. (Juan 17: 17)

El Espíritu Santo da muchos dones espirituales a la iglesia. (Hebreos 2: 4). Estos frutos nos multiplican.

Los frutos son dados al creyente que está siendo transformado por el Espíritu Santo. Los dones son dados al creyente cuando se convierte en parte del cuerpo de Cristo. Los frutos son dados para ser fructíferos, los dones son dados para ser útiles. (2 Pedro 1: 8).
Cristo nos dio el don del Espíritu Santo y el don de la vida eterna. El Espíritu Santo es un don que viene con muchos dones. Estos dones secundarios son temporales y están disponibles solo para el creyente. Todo lo demás es eterno y está disponible para todos los seres humanos.

Pero algunos frutos son dados como dones a ambos, creyentes y no creyentes. Dios da una medida de fe a cada uno. (Romanos 1: 19 y Romanos 12: 3).
Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. (Romanos 1: 19)
…conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. (Romanos 12: 3)

La Señal para el Mundo
Mucha gente cree que la señal de la presencia de Dios, y la señal del Espíritu Santo son los dones milagrosos. Otros se enfocan en el don de lenguas. Pero Juan 17 claramente establece la única señal que Dios quiere mostrar al mundo como prueba de Su amor. Esto es nuestro amor y unidad. Esto sucede solamente a causa de los frutos maduros del Espíritu.

Para que todos sean uno; como tú, Oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. Yo en ellos, y tú en mi, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tu me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. (Juan 17: 21, 23)

Espíritu Santo Uno Mismo
Frutos Hambre
Sin el Espíritu Santo es imposible para nosotros producir la justicia de Dios

Los Frutos y el Nuevo Pacto
Dios prometió un pacto mejor, construido sobre mejores sacrificios. Una parte de este camino mejor es escribir la ley de Dios dentro de nuestras mentes y corazones. Quitar el corazón de piedra.

Para lograr esto Él envió el Espíritu Santo para enseñarnos los caminos de Dios, para escribir la ley en nuestros corazones y para hacernos obedientes a Dios. El resultado de este proceso es que nosotros tenemos la naturaleza de Dios en los frutos del Espíritu. Por esto Jesús magnifica la ley. En lugar de abandonar los diez mandamientos, él muestra cuan inadecuados son para describir el comportamiento de la gente que vivirá en el cielo. Los diez mandamientos están diseñados para gente que quiere hacer el mal continuamente. Es la norma mínima.


Arriba   | Casa internacional   | Contactos   | Glosario   | Convirtiéndose en Cristiano   | Siguiente Siguiente Lección   | Previous Diez Mandamiento
Procura con diligencia presentarte delante del Señor aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.   2 Timoteo 2: 15

Copyright     Updated : December 8, 2004. June 2005. Información sobre el pacto fue encontrada en. URL: www.wordsight.org
Author: Laverna Patterson   Traductor: Myrna N. Arza